Comunicado Campaña mundial de la educación 2016

“El derecho universal a la educación en Melilla: financiación, cobertura y calidad”

Comunicado de la plataforma territorial de la Campaña Mundial por la Educación

 

Como viene siendo habitual en ediciones anteriores de las actividades en Melilla de la Campaña Mundial de la Educación (CME), la plataforma de asociaciones y ONG que participan en su organización pasamos revista al estado de la educación como derecho universal en nuestra ciudad.

 

De nuevo, coincidimos en reclamar el cumplimiento íntegro de los compromisos que la comunidad internacional ha firmado en las diferentes Cumbres Mundiales por la Educación, Dakar (2000), Incheon (2015), Nueva York 2015 (Objetivos de Desarrollo Sostenible) para garantizar el acceso a una educación de calidad para todos y todas antes del año 2030. Se trata de una reclamación oportuna y legítima, perniciosamente retrasada en el tiempo y que no admite más demora.

Como hemos explicado otros años, la CME tiene como principal objetivo sensibilizar y movilizar a la ciudadanía para que exija a sus gobiernos y a la comunidad internacional el cumplimiento de sus compromisos y obligaciones.

Pensamos que es inasumible que 58 millones de niños y niñas en el mundo no tengan acceso a la educación y por ello necesitan que su voz se oiga. Y una de las principales reclamaciones, y lema de este año, es proteger la financiación de la educación, como ella bien nos protege a las personas.

 

¿Y en Melilla? ¿Qué podemos exigir a las administraciones públicas en nuestra ciudad?

 

El análisis de la educación puede hacerse desde dos perspectivas. Por un lado, la cualitativa: los que tienen derecho a la educación, ¿la reciben con un mínimo de calidad? Y la cuantitativa, ¿todos los menores en Melilla tienen acceso a la educación? Comencemos por la calidad de la educación en nuestra ciudad.

 

En el último año se han producido numerosas noticias sobre nuevos centros educativos, habida cuenta de su necesidad, pero no se ha abierto ninguno nuevo, y por ello, la ratio profesorado-alumnado no se ha reducido y se mantiene en cifras vergonzantemente récord, con más de 30 escolares por aula en muchos casos, lo que ha sido denunciado a lo largo del año. La escasez de recursos afecta especialmente al alumnado con necesidades especiales de apoyo educativo, los que más atención necesitan, especialmente de suficientes profesionales formados. Se precisa más profesorado de Pedagogía Terapéutica y, especialmente, de Audición y Lenguaje (en una ciudad bilingüe o semilingüe, además, donde el trabajo con el lenguaje debe reforzarse más). Paralelamente, persiste una mejorable normativa de atención a la diversidad, encontrándonos con más dificultades que en cualquier ciudad media de España.

 

Por lo tanto, no podemos afirmar que se hayan producido avances en la mejora de la calidad en la escolarización de las etapas obligatorias, debido a la falta de personal, de presupuestos y de nuevos centros educativos, que asegura las ratios elevadas, indicador indispensable para valorar cambios significativos de calidad educativa, lo que dificulta tanto la atención al alumnado como el desarrollo del potencial de la infancia.

 

¿Se avanza en la escolarización de tod@s los menores de Melilla?

 

Muchos niños y niñas, aún habiendo nacido en Melilla y residiendo como sus progenitores desde hace años, siguen sin escolarizar debido a que, por ejemplo, sus familias no consiguen el permiso de residencia. De esta manera se vulneran sus derechos, que no dependen de la situación irregular o no de sus familias. No se ha producido ningún cambio en el último año, y todavía hay centenares de niñ@s que viven en Melilla sin colegio, a los que se suma ahora la expulsión en este curso de escolares de los colegios públicos, por no tener permiso de residencia. No es que el problema no esté resuelto, es que el MEC lo acrecienta. Es una infancia invisibilizada, desprotegida, a la que le estamos hurtando un futuro, cuando se les permita -o más bien obligue- a tener que ser útiles a la sociedad, sin haber sido atendida y formada.

 

En el caso concreto de los menores del CETI, la Defensora del Pueblo trató el año pasado el incremento de menores que llegó en algunas fechas a ser equivalente a la capacidad máxima total de personas para las que fue diseñado el centro. ¿Han recibido atención educativa adicional o correspondiente la infancia del CETI en 2015? La Defensora del Pueblo reclamó en el Congreso de los Diputados recientemente un Programa educativo para estos menores y lo ha reclamado directamente al Ministerio de Educación, que aún no ha dado respuesta. Los recursos no llegaron a 1 de cada 5 de estos menores.

 

Por otro lado, los denominados Menores no acompañados (MENAS) siguen en las calles, en el centro destinado para ellos, o escapándose de él. Durante el último año se ha producido lo que ya había sido denunciado en el anterior: la criminalización social (muchas veces mediática) de los MENAS, que con frecuencia son noticia por las redadas policiales, por perder la vida en su intento de irse a la península, por acusaciones de cometer delitos o por padecer brigadas vecinales que los hostigan. El asunto de los MENAS es complejo, nadie tiene varitas mágicas para resolver un problema que está tomando tintes exclusivamente policiales y no sociales y de respeto a la legislación. La opinión pública, alentada por decisiones que se toman y otras que no se toman, está focalizándose hacia una hostilidad manifiesta, propuestas de expulsión o establecer límites numéricos. Si bien por humanidad la primera cuestión debería intentar atajarse por el conjunto de las instituciones y las organizaciones de Melilla, en el caso de las dos últimas son, como sabemos, ilegales al ir contra el derecho español y comunitario, además de ir contra la Convención de los Derechos del Niño, también suscrita por España.

 

Cabe recordar que el Convenio que la Ciudad Autónoma firmó con el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales en el año 2007 estableció entre las obligaciones que la Ciudad Autónoma debía asumir la “información, orientación y apoyo psicosocial del menor, su escolarización y/o su inserción profesional mediante la disponibilidad de personal debidamente cualificado”. Queremos preguntar en voz alta qué está ocurriendo casi una década más tarde, que la situación cada vez es peor.

 

La educación no puede solucionarlo todo, pero sin ella, no puede resolverse el problema de los MENAS. Ni los medios actuales son suficientes, ni llegan a todos los MENAS. Y aunque estén en las calles, unos 80, no por eso han perdido el derecho a la educación, a la protección o a la tutela efectiva. La ley y el sentido común impiden mirar a otro lado.

 

Por último, el intento de o el propio abandono de menores al cumplir la mayoría de edad con el propósito de que queden en situación irregular o vayan a Marruecos, hace inútil que los MENAS puedan ver una solución en formarse y labrarse una futura inserción laboral, como alternativa a vivir en las calles huyendo de la policía o de las citadas brigadas vecinales. Ese horizonte también desanima al propio sistema.

 

En conclusión, queda mucho por hacer y solo evitando más recortes educativos y aumentando de forma significativa sus presupuestos se podrá empezar a avanzar de verdad en una educación inclusiva de calidad para tod@s, como herramienta para conseguir una igualdad de oportunidades real, en una ciudad, Melilla, donde el riesgo de exclusión social es de los más elevados de España, y el riesgo de fragmentación social es muy evidente.

 

La Campaña Mundial por la Educación 2016 en Melilla es organizada, por convocatoria abierta, por (en orden alfabético):

ASDE-Scout Melilla, ASPANIES Plena Inclusión, Autismo Melilla, EAPN, Facultad de Educación y Humanidades de la UGR, Guelaya-Ecologistas en Acción, Kahinarte, Juventudes Socialistas, Melilla Acoge, MelillArte, Melilla ConBici, Movimiento por la Paz (MPDL),  OÍDME, SATE-STEs, Save the Children,  UPyD.

 

 

 

 

 

 

Advertisements

Seguimos plantando y conociendo el Helianthemum con Bioeduca para celebrar el Día Forestal Mundial.

El sábado realizaremos la segunda de las tres plantaciones de Helianthemum caput-felis que tenemos previstas en colaboración con el Proyecto Bioeduca que desarrolla la universidad de Granada en Melilla (UGR). Aprovecharemos para celebrar el Día Forestal Mundial, que coincide con el comienzo de la primavera en nuestro Hemisferio, trabajando por la mejora de nuestros espacios naturales

El lugar designado esta vez no está muy lejos del anterior, en la cabecera del arroyo que surca el barranco del Nano, dentro del espacio protegido de la ZEC (Zona de Especial Protección) del Nano. .

Será una nueva oportunidad para conocer esta planta tan valiosa para nuestro patrimonio natural y restituir sus poblaciones, hoy en día muy mermadas. Otra oportunidad también para contribuir al enriquecimiento natural de nuestros espacios protegidos y dejar un legado a las generaciones venideras. 

Quedaremos como otras veces en los aparcamientos de Rostrogordo que están frente al pantano de las Adelfas, a partir de las 11:00.

Imagen